Aug 262014
 

Siempre nos costaba admitirlo; en agosto ya teníamos ganas de volver al colegio. Así éramos de niñ@s, esperábamos con ansia las vacaciones de junio, pero a finales de agosto ya deseábamos volver.

¿Qué era lo que nos hacia querer volver? ¿Tus clases? ¿Los exámenes? ¿Las tardes de estudio y deberes? No, claro que no. Lo que hacia que deseáramos que comenzara el cole eran las ganas de ver y estar con nuestros iguales.

¡Que poder de atracción y estimulación tiene el grupo de iguales! Es una lástima que la escuela no sepa gestionar este interés, y en pocas semanas, el alumnado desee de nuevo que lleguen las vacaciones. ¿Por qué no utilizar la relación entre iguales en el aula como forma de motivar y potenciar el aprendizaje? ¿Por qué no utilizar metodologías como el aprendizaje cooperativo que hagan las clases más significativas y atractivas?

Ya queda poco… Agosto se acaba para tod@s. Mientras niños y niñas esperan deseosos ver a sus amistades en el cole, jóvenes y personas adultas apuran sus últimos días y maldicen la inminente vuelta a sus trabajos, institutos y universidades. No obstante, la actitud frente a este reencuentro en unas y otras personas es diferente dependiendo de tres aspectos:

  • Que te guste lo que allí realizas.
  • Que tengas buena relación con tus compañer@s y jef@.
  • Que te permita tener tiempo libre.

Si se consigue que alumnado y profesorado cumplan los tres puntos, el cambio sería radical y el éxito de la escuela total.

Ya estamos en la última semana de agosto…. ¿Cuál es tu actitud, profe?

Aug 112014
 

Tal vez recuerdes aquella sensación que tuviste cuando, paseando por una ciudad, fuiste capaz de unir dos lugares conocidos por un recorrido nuevo. Este hecho te ayudó a tener más clara tu situación, a aumentar tus posibilidades de movimiento y a comprender mejor el mapa global de la ciudad. A su vez, moverte por diferentes lugares de la urbe te hizo entender mejor la realidad, sentirte más segura y realizar de forma más eficaz tus desplazamientos por ella.

Esto es lo que le falta a tu aula.

Se te olvida lo importantes que son las conexiones entre conocimientos. Tú nos haces caminar cada curso por las mismas grandes avenidas (Matemáticas, Lengua, Historia, Música, Inglés…), solo nombrando, en alguna ocasión, otras calles o plazas que las atraviesan.

Lo sé, me dirás que a veces sí relacionabas y conectabas una calle con otra, un conocimiento con otro. Pero nunca fue tu objetivo ni tu manera de mostrarnos el mundo. Tu obsesión era recorrer la avenida tan rápido como pudieras.

No nos ayudaste a entender mejor la realidad, ni a sentirnos seguros con los conocimientos adquiridos, ni a tener capacidad para realizar conexiones de manera autónoma… En tu aula no nos permitiste tener aquella gran sensación que tú tuviste en aquella gran ciudad.

P.D.: Nadie se enamora de una ciudad sólo recorriendo sus grandes avenidas. Tampoco la conocen, la entienden o la disfrutan, ¿qué pretendes?